Color, color… Diversidad

Las columnas de la Casa Blanca pasaron a tener los colores del arco iris. Al menos en la tapa de la revista ”The New Yorker”, a raíz del apoyo de Barack Obama al matrimonio homosexual. “Las parejas del mismo sexo deberían poder casarse”, dijo el mandatario y la avalancha mediática no se hizo esperar.

El apoyo explícito de Barack Obama al matrimonio gay durante una entrevista con Robin Roberts, de la cadena ABC dio que hablar y agitó la agenda electoral en los EE.UU.

“Las parejas del mismo sexo deberían poder casarse”, fueron las palabras de Obama que resonaron rápidamente en todo el mundo y pusieron en el centro de la agenda electoral estadounidense el debate sobre el matrimonio homosexual. Nunca antes un presidente de este país se había expresado a favor del matrimonio gay.

Las páginas principales de los sitios web informativos reaccionaron inmediatamente, y portales de noticias de todo el mundo posicionaron el anuncio como un tema central. Algunos sitios, como el blog de opinión Fox Nation en Fox News, sentenciaron que Obama le declaraba la guerra al matrimonio.

Sin embargo, más allá del polémico enfoque de la cadena FOX, dos revistas fueron las que más llamaron la atención en su modo de cubrir las declaraciones de Barack Obama: el semanario Newsweek y la revista The New Yorker, ambos medios de referencia en Estados Unidos.

La portada de la revista Newsweek resultó especialmente controversial. La foto muestra a un Obama con una aureola en los colores de la bandera de la diversidad, emblema de la comunidad gay. Además, en la tapa se lee: “El primer presidente gay”, título ampliamente criticado por ser reduccionista y por insinuar que todo aquél que esté a favor de la causa homosexual deba serlo también.

En otra línea, la portada de la revista The New Yorker significó un guiño al Presidente Obama. En ella se luce una flamante Casa Blanca, con columnas en los colores arcoíris, obra del artista Bob Staake, quien aseguró que en la imagen trató de capturar un momento que considera de celebración para los Estados Unidos.

En la línea opuesta del espectro político, el casi inevitable candidato republicano para la nominación, Mitt Romney, remarcó: “Creo que el matrimonio no es otra cosa que la unión entre un hombre y una mujer.”

Mientras tanto, Barack Obama teme perder el voto afroamericano, que fue clave para su victoria de 2008. Según encuestas realizadas en abril, el 49% de este electorado se opone al matrimonio gay.