Intercambio Comercial Argentina – Brasil: Análisis de la última década

Nuestro saldo comercial con Brasil posee un carácter deficitario estructural por su permanencia en el tiempo. El déficit promedio anual del período analizado es de -2.729 Millones de dólares, mientras  que con el resto del mundo el saldo anual promedio fue positivo: 12.401 Millones de dólares.

El análisis de la Balanza Comercial de la Argentina en su totalidad nos brinda una primera aproximación al desempeño del intercambio comercial argentino con el mundo y las principales características de este, tales como los destinos de las exportaciones, la procedencia de la importaciones, su composición por rubro y uso, entre otras.. No obstante, si buscamos particularidades del comercio argentino, debemos desglosar la información para así profundizar el análisis.

Una forma de hacerlo es analizar el intercambio comercial bilateral con determinados socios comerciales, por ejemplo con aquellos socios comerciales más importantes. Siguiendo esta lógica, sin lugar a duda el primer país a observar será Brasil. El país vecino es el socio comercial estratégico de la Argentina tanto desde el punto de vista cualitativo como del cuantitativo, es el principal destino de nuestras exportaciones totales, pero particularmente también lo es de las de mayor valor agregado. Desde el punto de vista de las importaciones, Brasil es el principal país de origen de nuestras compras en el exterior. La evolución y desempeño de su economía resultan de suma importancia para la salud de nuestras cuentas nacionales y nuestro superávit comercial.

En el Gráfico 1 se puede observar que desde el 2003 hasta el 2012 el intercambio comercial con Brasil creció un 272%, compuesto por un crecimiento de 261% de las exportaciones, y un 288% de las importaciones. Este crecimiento resulta superior al observado para el mismo período entre Argentina y el Mundo del 241% (171% las exportaciones y 344% las importaciones).

Nuestro saldo comercial con Brasil posee un carácter deficitario estructural por su permanencia en el tiempo. El déficit promedio anual del período analizado es de -2.729 Millones de dólares, mientras  que con el resto del mundo el saldo anual promedio fue positivo: 12.401 Millones de dólares.

Del 2003 al 2012 Brasil ha incrementado en 3,6 puntos porcentuales su participación como destino de las exportaciones, mientras que reduce en 7,6 puntos porcentuales su participación como origen de las importaciones. El estallido de la crisis mundial impactó negativamente provocando una caída en los flujos comerciales en 2009, observando un mayor impacto en las importaciones de origen brasilero que en las exportaciones hacia este país, ocasionando una reducción del  déficit comercial a 440 Millones de dólares, muy por debajo del promedio anual señalado.

El Gráfico 2 muestra el comportamiento de las exportaciones a Brasil según su clasificación en grandes rubros. Comparando 2012 con 2003, todos los rubros incrementan en términos absolutos. Se destaca la participación del rubro Manufacturas de Origen Agropecuario dentro del total de las exportaciones que en promedio para el período representa el 60 % y ha sido el Rubro de mayor crecimiento, aumentando su participación en 23 puntos porcentuales, mientras que el resto se redujo o mantuvo en términos relativos.

A su vez se destaca la preponderancia del rubro Manufacturas de Origen Industrial sobre el resto, a diferencia de la Balanza Comercial agregada donde este rubro tiene un peso promedio de 31%. Esto indica que la Argentina coloca en Brasil bienes de mayor valor agregado que los que logra exportar al resto del mundo, lo que vuelve a Brasil un destino sumamente importante y relevante para nuestras exportaciones y desarrollo industrial.

El Gráfico 3 muestra la evolución de las importaciones provenientes de Brasil según su clasificación por Usos. Aquí se destaca el rubro Bienes intermedio representando en promedio un 36% del total importado en el período. No obstante, comparando el 2012 con el 2003 la participación de este uso se reduce en más de 10 puntos porcentuales. Los efectos de la crisis de 2009 muestran que las importaciones de los usos bienes intermedios, de capital y vehículos son relativamente más elásticas que las del resto de los usos, ante contracciones del PBI. La estructura de la demanda de importaciones brasileñas no es sustancialmente diferente a la que Argentina mantiene con el resto del mundo, con la excepción del rubro combustibles donde es bajo el nivel de importación desde el país vecino.

Como conclusiones del análisis de los flujos comerciales bilaterales destacamos el comportamiento cíclico anual de las exportaciones, acompañado muy de cerca por las importaciones (similar al de los comerciales totales del país), y a su vez una fuerte correlación entre la tasa de crecimiento del PBI y el intercambio comercial bilateral para ambos países. El comercio con Brasil en el período se ha mostrado más dinámico que el de Argentina con el resto del mundo, reforzando la posición de Brasil como principal socio comercial de nuestro país, particularmente como destino de las exportaciones, aunque perdiendo posiciones frente a otros países en materia de importaciones.

El autor es economista y especialista en Relaciones Económicas Internacionales (UBA). Se desempeña como analista en AR International.