Argentina asumió la presidencia pro témpore del Consejo de Seguridad

Cristina Fernández encabezó hoy el debate en el Consejo de Seguridad, iniciando la presidencia pro tempore del órgano ejecutivo de Naciones Unidas, acompañada en esta oportunidad por UNASUR y CELAC.

En el marco de una nueva sesión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, Argentina asume a partir de hoy, y durante un mes, la presidencia pro témpore de este órgano ejecutivo. La temática que se trató en el debate abierto fue “La cooperación entre la ONU y las organizaciones regionales y subregionales”.

Si bien no es la primera vez que la Argentina asume la dirección del Consejo de Seguridad, hoy comenzó un nuevo mandato signado por una novedad: la presencia de dos organizaciones regionales que participaron de los debates al interior del órgano: la Comunidad de Estados Latinoamericanos (CELAC) y la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR).

En este sentido, puede entreverse un posicionamiento interesante de estas dos organizaciones de creación reciente, que parecen estar marcando tendencia a nivel regional.

Durante la mañana neoyorkina, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezó la reunión del Consejo de Seguridad, tocando distintos puntos durante su disertación. A continuación, se exponen algunos de ellos:

  • Fernández de Kirchner propuso una revisión de la “lógica” del Consejo de Seguridad, por presentar una forma que responde al contexto de Guerra Fría y por ser obsoleta en el mundo del presente.
  • América del Sur vista como una “región de paz”: a partir de aquí, la mandataria destacó la modalidad para la toma de decisiones en organismos regionales como CELAC y UNASUR, por la cual se propicia el consenso para finalmente arribar a la unanimidad, sin existencia de un derecho al veto, mostrándose muy crítica a este respecto.
  • La presidenta también aludió a la defensa de la privacidad de los ciudadanos y de la soberanía de cada nación, en clara crítica a los últimos sucesos vinculados al espionaje masivo llevado a cabo por agencias de los Estados Unidos. En este marco, exhortó a los países a establecer regulaciones globales para el control de esta actividad ilegal.
  • Fiel al tema del día que convocó a los Estados presentes en el recinto, Fernández llamó a un fortalecimiento de “las relaciones bilaterales entre la ONU y organismos regionales”.