Municipios y cambio climático: Hacia la construcción de una agenda de paradiplomacia ambiental

El libro coordinado por Nahuel Oddone  y  Horacio Rodríguez Vázquez, se centra en las acciones de paradiplomacia ambiental en materia de cambio climático a través de las cuales los municipios iberoamericanos pueden incidir directa  e indirectamente en la gobernanza ambiental global.

Este trabajo de investigación es relevante por, al menos, dos razones. En primer término, la situación de vulnerabilidad que enfrentan algunos municipios iberoamericanos que,    además de sus causas estructurales, se han visto afectados por coyunturas como la crisis alimentaria, la crisis financiero-económica y, más recientemente, fenómenos naturales  que  han  dañado significativamente algunos sectores económicos de los países de la región.  En segundo lugar, existen pocos trabajos de investigación que analicen el papel central de los municipios ante el cambio climático. La mayoría de ellos consideran las acciones paradiplomáticas de manera general, pero pocos abordan específicamente la paradiplomacia iberoamericana  en materia de medio ambiente y cambio climático. Al decir de los coordinadores de la obra, la paradiplomacia ambiental es  una herramienta fundamental en el proceso de traslación  de experiencias ciudadanas locales de adaptación y mitigación el cambio climático. La paradiplomacia ambiental contribuye, desde esta perspectiva,con la resiliencia global.

A continuación compartimos una entrevista a los coordinadores  realizada por la Revista Digital Iberoaméricana Municipalista en su edición N° 061.

Sobre cambio climático hay mucho escrito, pero a nivel municipal iberoamericano este es uno de los primeros estudios. ¿Qué dificultades os habéis encontrado a la hora de coordinar la investigación?

Este libro ha tenido la meta de acercar una serie de aportes en materia de adaptación y mitigación al cambio climático con base en el concepto de paradiplomacia ambiental. Se ha preferido un enfoque abarcador, contenedor y respetuoso de las diversas aproximaciones de los especialistas. Reúne un grupo de autores absolutamente preocupados por las dinámicas del cambio climático y reconocidos dentro de la comunidad iberoamericana.

Inicialmente el libro pretendía reconstruir los aportes teórico-conceptuales y prácticos de la paradiplomacia ambiental en materia de cambio climático,buscaba dar continuidad al libro también publicado por la Unión Iberoamericana de Municipalistas titulado Las ciudades y los poderes locales en las Relaciones Internacionales contemporáneas y, por otro lado, delinear una agenda local en materia ambiental frente al cambio climático. Con estos objetivos superados, el libro aborda de manera más general el debate teórico sobre los límites del crecimiento, la mercantilización de la naturaleza, el desarrollo sustentable, el desarrollo compatible entre los municipios urbanos y rurales, la prevención de desastres naturales, las capacidades institucionales de los gobiernos subnacionales para actuar internacionalmente y, por supuesto, sobre la gobernanza ambiental. Cada capítulo presentado es una nueva línea de investigación a profundizar y refleja la experiencia de cada uno de los autores, sean académicos, políticos o practitioners.

Muchos municipios iberoamericanos ya son vulnerables por otras razones. ¿De qué manera a medio y largo plazo el cambio climático puede agravar esta situación?

El cambio climático constituye uno de los principales retos globales de este siglo por sus efectos significativos sobre las actividades económicas, el bienestar de la población y los ecosistemas. Es más fácil entender el cambio climático como un mal público global o como la pérdida de bienestar por el calentamiento de la atmósfera, debido a la concentración, sin precedentes en la historia humana, de gases de efecto invernadero (GEI). La evidencia científica disponible ha demostrado que las causas principales son de carácter antrópico y que sus efectos se distribuyen de manera global, independientemente de donde se hayan emitido dichos GEI tal como lo ha demostrado el Cuarto Informe de Evaluación del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas.

Esta evidencia sugiere que es prácticamente inevitable un aumento de 2ºC de temperatura durante la primera mitad de este siglo. Tomando en consideración que casi el 70% de la población mundial vivirá en ciudades en las próximas dos décadas, es importante tener en cuenta los efectos del cambio climático en la agricultura y producción de alimentos, así como en la provisión de bienes y servicios que serán requeridos en los municipios urbanos iberoamericanos para mantener el bienestar de la población y las actividades económicas de forma viable.

Por ello, el cambio climático enfrenta a las instituciones y las personas con una “responsabilidad política colectiva”. Desde las ciudades o los municipios rurales se puede pensar el cambio climático, tomar decisiones y acciones de adaptación y mitigación.

¿De acuerdo con los capítulos recogidos en el libro qué papel debe jugar el municipio en esta materia? ¿Creen que sería positivo comenzar a combatir el cambio climático desde el municipio? ¿Qué se debería hacer para que los gobiernos locales puedan asumir esta tarea?

Al cambio climático se lo mitiga con políticas públicas generadas desde todos los niveles de gobierno y de manera asociada debemos adaptarnos a él. Debemos ser conscientes que la existencia de una política internacional o nacional frente al cambio climático no invalida la generación de políticas locales de adaptación y mitigación. Por el contrario, en el marco de una gobernanza ambiental multinivel, resulta fundamental la articulación entre los distintos niveles y los diferentes grupos de interés.

Para crear sinergias entre los diferentes niveles a partir de las políticas públicas locales es necesario hacer que los gobiernos municipales cuenten con capacidades proyectuales fortalecidas para desarrollar una paradiplomacia certera y efectiva para acciones individuales y, mayoritariamente, en conjunto articuladas bajo un formato de trabajo en red.

La importancia de lo local y especialmente de las ciudades es fundamental. Por ejemplo, las ciudades son actores primordiales en la implementación de soluciones TIC en el cuidado del medio ambiente. Aunque por un lado, las TIC contribuyen a la generación de GEI y a la contaminación ambiental durante su fabricación, uso y residuos; por el otro, son una herramienta fundamental para el monitoreo, adaptación y mitigación al cambio climático, así como para enfrentar los retos energéticos y, desempeñar un papel importante en la gestión de desastres naturales y emergencias. Una buena implementación de las TIC en las ciudades puede ayudar a mejorar la eficiencia energética en la distribución y transmisión de electricidad (redes de suministro eléctrico inteligentes), un aprovechamiento más eficiente de energía en las construcciones (edificios inteligentes), la disminución del uso del transporte para el suministro de bienes y servicios (logística inteligente) y la “desmaterialización” de los productos y actividades (videoconferencias, teletrabajo, comercio electrónico, gobierno electrónico, periodismo en línea, música y libro en formato digital, etcétera)

¿Considera que están concienciados, preparados y dispuestos los gestores públicos municipales iberoamericanos en esta disciplina?

La incursión de las autoridades locales iberoamericanas en el ámbito ambiental internacional no necesariamente está acompañada de un marco jurídicoinstitucional, de recursos financieros adicionales, o de los conocimientos y habilidades técnicas para llevar a cabo el diseño y la instrumentación de estrategias de proyección internacional vinculadas al medio ambiente y el cambio climático.

A lo anterior hay que sumar la visión de corto plazo que generalmente caracteriza a las autoridades locales; sobre todo de aquellos países iberoamericanos con periodos de gobierno muy cortos y sin posibilidad de reelección; la falta de voluntad política sobre los asuntos medioambientales internacionales, que muchas veces perciben que este tipo de actividades no les ofrece beneficios directos (dado que “todavía” comportan pocos votos) o las ubican como un gasto y no como una inversión; así como la baja institucionalidad de las oficinas o coordinaciones de asuntos internacionales de los gobiernos locales que genera, muchas veces, que el trabajo realizado por un gobierno no sea retomado por su sucesor.

En términos generales, los avances en la consolidación de la paradiplomacia ambiental dependen de diversos aspectos, entre los que destacan cuatro:

1) la voluntad política y visión de las autoridades locales para incluir temas ambientales en su agenda paradiplomática; 2) la capacidad institucional de los gobiernos subnacionales; 3) los aspectos geopolíticos; 4) los aspectos socioeconómicos.

¿Cuál espera que sea el fruto de este libro recientemente editado por la UIM? ¿Cuáles son los cambios necesarios para una mejora en la materia cambio climático en el trabajo que realizan los gobiernos locales de Iberoamérica?

Este libro no pretende ser una ni una estación de llegada ni un puerto de destino sino, por el contrario, el comienzo de un trabajo mancomunado con el objetivo de potenciar las capacidades institucionales de los gobiernos locales en materia de cambio climático. La obra se caracteriza por su diversidad y respeto a diferentes opiniones, contando con un enfoque multidimensional del cambio climático y la paradiplomacia ambiental. Se espera que contribuya al debate y la discusión en el diseño de un marco teórico-conceptual más adecuado para el desarrollo futuro de la paradiplomacia ambiental iberoamericana, según las particularidades de los actores involucrados y el contexto local/internacional donde se desarrollan.

La capacidad de los gobiernos subnacionales de “bajar” la agenda ambiental a los territorios y a la sociedad civil local radica en su potencial de convocatoria ciudadana y en la posibilidad de diseñar políticas públicas que expresen las preferencias de la población.

 

El libro  cuenta  con las  contribuciones de: María Elba Argeri, Ana Fernández Equiza Adolfo Carballo Penela, Leonardo Granato, Fernando Cardozo Fernandes Rei, Kamyla Cunha, Joana Setzer,  Simone  Lucatello, José SosaLópez, José Manuel Leal García, Javier Osorio, Ricardo Zapata Martí, Sarah Martínez Pellégrini, Gabriela Muñoz Meléndez, Lina Ojeda-Revah, Agustina Galantini, Gian Carlo Delgado Ramos, Heloisa   Schneider, Susana Beltrán, Davide Strangis, Marcela López    Vallejo Olivera  y Mónica Rodríguez Díaz, José María Ramos, Rafael      Alvariza, Luan Santos, Thauan Santos, Flávio Ribeiro, Laura Velente de Macedo, Yamila M. Castagnola, Lorena G. Coria, Aleandra Scafati y Sandra Bettina Ferrante.