Desarrollo Económico. Lo que todos necesitan saber

“Economic development. What everyone needs to know”  es un libro escrito por Marcelo Giugale, Consejero Senior del Banco Mundial y experto en temas vinculados al desarrollo economico y pobreza con mas de 25 años de experiencia trabajando en África, Asia Central, el Este Europeo, Latinoamérica y el Medio Oriente. El libro fue publicado en el año 2013 por la editorial Oxford University Press®.

Problema
El autor hace un recorrido por distintas geografías del planeta cuestionando prácticas gubernamentales que atrasan el desarrollo económico de las sociedades que menciona, y a su vez, deja planteados los desafíos por superar en las próximas décadas. Utiliza cinco ejes temáticos para abordar su cometido, que son: las prácticas gubernamentales, la aplicación de política económica, la aplicación de política social, la inclusión (haciendo referencia a la representación institucional de minorías) y por último un análisis prospectivo de sectores que en un futuro cercano deben ser tratados con cautela. Finalmente dedica un capítulo entero a los desafíos que atraviesa el continente africano, aprovechando también, para hacer mención a su relación con otros actores de la arena internacional que estén atravesando un proceso de modernización y desarrollo importante.

Objetivo
El libro busca aclarar, a la manera de un manual de preguntas y respuestas, cuestiones de índole cotidiana sobre la economía y el desarrollo económico mundial (Por ejemplo, los capítulos contienen preguntas como ¿Podemos terminar con la pobreza? ¿Se llegará a una igualdad de género? ¿Qué tan sustentable debería ser el crecimiento económico?).

Tesis
El libro descansa en la premisa de que “el crecimiento económico – y la reducción de la pobreza que acarrea – nunca ha sido más posible por tantos países”.

Metodología
La estrategia argumentativa del autor es desagregar cada uno de sus ejes temáticos en preguntas sencillas y abarcativas, respondiéndolas ligeramente con estadísticas obtenidas, en muchas oportunidades del Banco Mundial, y casos puntuales en sociedades específicas. En general hace un especial hincapié en el rol de la tecnología y la globalización para solucionar los problemas que se plantean, apelando al desarrollo institucional que observa en el tiempo (en términos de modernización, inclusión e integración) y al optimismo.

Reseña Descriptiva
El libro de Giugale acerca al lector “no especializado” realidades que contemporáneamente atraviesa el desarrollo económico de numerosas regiones del mundo, deteniéndose mayormente en países en desarrollo, pero también trayendo ejemplos de países de altos ingresos.

Hace un análisis de coyuntura que apoya con casos, estadísticas e incluso experiencias de primera mano. Aborda de manera amplia temáticas de orden público que impactan en la vida cotidiana de las personas, principalmente sosteniendo los avances y desafíos en la lucha contra la pobreza. Es un libro que podría servir para introducir al desarrollo económico, en línea a los postulados del la Organización del Banco Mundial,  a personas que no se dediquen a la economía política internacional.

Este libro se encuentra estructurado en seis capítulos, más una introducción y una conclusión. Es importante recordar, así mismo, que el autor pone a la globalización, como revolución tecnológica, que aumenta la productividad, eficiencia y el intercambio de información, como clave para entender el avance en los aspectos que va a tratar y para proyectar escenarios futuros.

En primer lugar, hace una lectura de los gobiernos, haciendo referencia a la transformación en la relación con el ciudadano, criticando la dispersión de beneficios (y gastos) que ocurren cuando las instituciones gubernamentales no pueden individualizar a los beneficiarios de sus planes sociales. En esta sección critica los subsidios a las instituciones públicas como la salud, la energía y la educación universitaria, proponiendo redirigir la compensación a sectores más vulnerables a través del uso de la tecnología (uso de celulares o tarjetas bancarias).

En este apartado también introduce su visión sobre la descentralización estatal. Recorriendo experiencias históricas, señala las desventajas de la centralización gubernamental, y acepta los fracasos de la descentralización de la década de los noventa. Sin embargo, el autor se inclina por apoyar un gobierno reducido en sus funciones, remarcando que impulsa la innovación, es acompañado por los avances tecnológicos y finalmente mantiene baja la deuda. Sobre esta misma línea, argumenta sobre la necesidad de instituciones democráticas, profesionalizadas y con libertades civiles aseguradas.

En el segundo capítulo titulado “ECONOMIC POLICY. THE BASICS YOU’VE GOT TO GET RIGHT”, el autor comienza recordando las reflexiones que se obtuvieron como consecuencia de la crisis del año 2008/09 en especial el inadecuado manejo de las finanzas internacionales. Aquí se detiene evaluando las interconexiones de los agentes involucrados y criticando la falta de coordinación internacional.

En este punto, se hace mención del proceso globalizador que integra a las economías y menciona a las cadenas de valor apuntando a que las crisis económicas mundiales de ninguna manera podrían poner un freno a la globalización sino profundizarla en el marco de mejores ideas y no de mayor cantidad de recursos.

Concluye esta parte con dos problemas coyunturales, a saber: el desarrollo desigual dentro de naciones pujantes y el desafío de articular un sistema tributario inclusivo; y con una situación hipotética de una nueva crisis económica mundial para traer a colación los factores que se deberían tomar en cuenta para estabilizar la propia economía.

Continúa con “SOCIAL POLICY. OLD WAR NEW WEAPONS” en donde presenta herramientas para combatir el flagelo de la pobreza y la pobreza extrema[1]. Un componente esencial, y que atraviesa cualquier análisis, es, para el autor, la información. Información en la forma de estadísticas, de preferencias, de hábitos de los ciudadanos que, a su vez, contribuyen a una rendición de cuentas más fidedigna por parte del Estado y la comunidad internacional. La obtención de esta información es presentada como la clave para aumentar la eficiencia de la ayuda, la sostenibilidad de los esfuerzos y proyecciones que tengan un impacto predecible.

El autor introduce el Índice de Oportunidad Humana (Human Opportunity Index) como herramienta de vanguardia, financiada por el Banco Mundial, que se utiliza para calcular como “las circunstancias impactan en la probabilidad que tiene un niño a acceder a servicios necesarios para ser exitoso en su vida[2]. Argumenta que la aplicación de esta herramienta puede volcar resultados reveladores para los formuladores de políticas públicas[3] .

El cuarto capítulo se titula “INCLUSION. THOSE WHO ARE ALWAYS LEFT BEHIND”. En él revive las discusiones de la igualdad de género y con marcado optimismo entiende que en las últimas décadas se comprende, cada vez más aceleradamente, el rol positivo de la inclusión de las mujeres en la producción de capital, mencionando también el deber moral de trabajar sobre las diferencias existentes en la distribución de poder y representatividad. Los  demás left behinds que enumera son, nuevamente los pobres y los trabajadores informales. En ellos se detiene presentando la necesidad de obtener más información y trabajar en la conectividad de las instituciones para sacarlos de su situación de vulnerabilidad.

En “SECTORS. WHAT MINISTERS WILL WORRY ABOUT –OR SHOULD” el autor condensa problemas que históricamente han presentado debate en la formación de políticas públicas y que, en sus palabras, los jefes de gobiernos, o hacedores de políticas públicas, deberían atender. Ellos son: La creación de industrias, recordando el modelo de sustitución de importaciones por industrialización; la influencia de la tecnología en la construcción de nuevos líderes; las consideraciones para construcción de infraestructura (en relación a la articulación de actores público-privados, la rendición de cuentas y el uso de la misma como política social); la sustentabilidad del crecimiento económico; el debate de la salud pública universal; la volatilidad del precio de los commodities y la cuestión de la ayuda humanitaria. Este es el capítulo más extenso del libro en donde se avoca a responder estos interrogantes trayendo a colación ejemplos históricos puntuales y recomendaciones para cada uno.

Este capítulo invita a que se logre un balance entre la solidaridad del Estado y la disciplina económica.

Finalmente concluye con “AFRICA. THE LAST FRONTIER” reconociendo las oportunidades de desarrollo de este continente y pasando revista de las dificultades y errores que deben ser saldados. Argumenta, a lo largo del capítulo, que la falta de integración dentro del mismo continente es uno de los principales motivos que atrasa su desarrollo potencial. El autor aprovecha este capítulo para comparar políticas que implementaron países emergentes para sobreponerse a sus obstáculos, en el caso de Brasil, la utilización de sus recursos naturales para diversificar su economía y aumentar la inclusión social y en el caso de México, la aplicación de la tecnología para ayudar a los pobres. En su conclusión, el autor hace un resumen de los puntos que repasó.

“Desarrollo Económico. Lo que todos necesitan saber” es un texto que no teme abordar la complejidad del desarrollo desde un lenguaje claro y accesible. Es una lectura recomendada para analizar los aspectos positivos y negativos del proceso de globalziación e interpretar posibles escenarios futuros, cuestiones indispensables para enfocar un analisis estratégico.


El autor es Director Ejecutivo de la Fundación CEIC

[1] Definida por tener menos de 2 dólares al día y menos de 1,25 dólares al día respectivamente

[2] Traducción propia

[3] Brinda ejemplos de la aplicación de este índice en algunos países de Latinoamérica