December 2, 2022

Cómo callar a un perro

Si tu perro ladra cuando estás fuera, debes encontrar una manera de calmarlos. Esto se puede hacer de diferentes maneras. Puede intentar entrenar a su perro para que permanezca callado en el ejemplo, bloqueando el área donde ladra su perro o usando un silbato de perro.

Entrenando a tu perro para que se callara en la señal

Entrenar a su perro para que esté callado en el margen es una excelente manera de frenar a sus perros ladrando. Funciona en una variedad de situaciones. Si le das a tu perro una señal tranquila cuando quieres que esté callado, debe mirarte y permanecer callado, sin hacer ningún ruido. Es importante reforzar el comando con recompensas.

Puede comenzar practicando señales tranquilas en situaciones que probablemente encuentre. Por ejemplo, puedes llamar a tu perro a callar pidiéndole que se acostara. Cuando lo haga, dale un regalo. Aumentar gradualmente la recompensa. A medida que su perro se vuelve más cómodo, puede agregar otras señales tranquilas.

Para entrenar a su perro para que esté callado en el ejemplo, comience simulando la presencia de visitantes. Puede simular timbres o golpes. Esto debilitará su disparador de ladridos. Para reforzar este entrenamiento, juegue con un timbre o llame a la puerta. También puedes poner un paño en el timbre.

Una vez que se le ha enseñado a su perro a responder al comando Speak, puede presentar el comando STOP Barking a la mezcla. Para enseñarle a su perro a dejar de ladrar, puede usar un comando de voz como hablar o una señal de mano como tranquila. Si tu perro ladra y tienes la señal, dejará de ladrar. Luego, puede usar una golosina como una recompensa por el comportamiento tranquilo.

Una vez que haya establecido la señal tranquila, recompénsela con golosinas y alabanza. Cuanto más lo practiques, mejor será tu perro. El entrenamiento en el timbre puede ser un proceso complicado, por lo que la paciencia es necesaria. Sin embargo, su perro eventualmente aprenderá este comando. Si su perro ladra en la señal mientras está fuera de la casa, bloquee su vista del timbre hasta que esté tranquilo.

Recuerde, sin embargo, que un perro no puede responder a la señal tranquila en todas las situaciones. Si su perro continúa ladrando durante una situación estresante, tómese el tiempo para corregir el problema. Puede tomar varios intentos, pero eventualmente, su perro dejará de ladrar y se mantendrá en silencio cuando digas tranquilo.

Bloqueando el espacio para que su perro ladre

Una de las formas más fáciles de evitar que su perro ladre es bloquear el ruido externo. Intente usar máquinas de ruido blanco o estaciones de televisión. Estos no deberían ser demasiado ruidosos. Los perros son sensibles al ruido, por lo que se sentirán más seguros en un entorno que no tiene ruidos fuertes.

También puede usar el entrenamiento de cajas para limitar a su perro en un área sin ventanas. Si esto no es posible, puede usar una puerta para bloquear las habitaciones con ventanas. Otro método es usar una sala de confinamiento a largo plazo. Otra forma de controlar el espacio de sus perros es mediante el uso de juguetes y rompecabezas interactivos.

El uso de una pantalla para su perro también puede ayudar a controlar el tipo de ladridos que ocurre. Los perros ladran cuando perciben una amenaza o una vista interesante. El uso de una película decorativa en la parte inferior de sus ventanas puede evitar que su perro vea cualquier cosa que pueda ser una vista o sonido interesante. También puede bloquear el área que su perro ve afuera cerrando persianas o cortinas o colocando un objeto grande cerca de la ventana.

Bloquear el espacio para que su perro le debe hacer cuando el perro ladra en una ventana. Esto evitará que responda al estímulo visual y ayudará a su perro a desensibilizar este desencadenante visual. También es posible distraer a su perro con juguetes de peluche. Los perros a menudo ladran por muchas razones, incluida la emoción, el miedo y el nerviosismo.

Ignorando los ladridos

Ignorar el ladrido de un perro mascota es una técnica para entrenar a los perros para controlar su comportamiento. Cuando un perro ladra, es un esfuerzo para llamar la atención y debe tratar de evitar este comportamiento. La mejor manera de hacerlo es alejarse del perro. A medida que pasa el tiempo, puede prestar su atención gradualmente al perro.

Otro consejo para frenar los ladridos excesivos es enseñarle a su perro a volver a usted cuando se le llame. Use un comando tranquilo y use una voz relajante para entrenar al animal para escucharlo. También puedes alabar a tu perro cuando vuelva a ti.

Ignorar el ladrido de un perro mascota no se trata solo de ignorar el ruido, sino que también significa que está ignorando la angustia de los perros. Siempre debe recordar que su perro está tratando de comunicarse con usted y tiene ciertas necesidades y deseos que deben satisfacerse. Si no les brinda suficiente atención, eventualmente comenzará a ladrar para la atención y puede ser perjudicial para su relación.

Cuando su perro esté ladrando, espere unos segundos y luego emita el comando tranquilo. Si su perro está ladrando para su atención, emita un comando como tranquilo o sentarse cada vez que deja de ladrar. Este comando debería funcionar para ladrar para la atención y para los perros que están ladrando a otros perros. Incluso puede usar el comando para corregir los ladridos en la puerta o cuando alguien llega a su puerta.

El uso de tapones para los oídos o los auriculares de cancelación de ruido puede ayudarlo a ignorar a sus mascotas ladridos. Al principio, su perro puede ladrar más y más difícil, pero eventualmente recibirá el mensaje y dejará de ladrar. Es importante comprender que los perros necesitan ejercicio, disciplina y afecto para ser felices y contentos.

Otra forma de manejar ladridos excesivos es usar un interruptor positivo cuando su perro comienza a ladrar. En lugar de reaccionar a los ladridos, debes participar en el juego con el perro. Intente jugar con un kong relleno, un rompecabezas de comida u otros juguetes para mantener a su perro ocupado. Si los ladridos persiste, debe considerar quitar al perro del área.

Usando un silbato de perro

Los silbatos de perros son una excelente manera de hacer que su perro deje de ladrar. Pueden ser efectivos, pero debe tener cuidado de no soplar demasiado. Los silbatos tienen un efecto pavloviano en los perros, por lo que el soplo excesivo puede causar molestias. También puede obtener aplicaciones para su teléfono inteligente que simulan el sonido de un silbato de perro.

El tipo de silbato más común produce un tono a 35,000 Hz, que es demasiado alto para que lo escuchemos, pero los perros lo escuchan fácilmente. Los silbatos de perros también se pueden ajustar para producir sonidos de frecuencia más bajos o más altos. Las frecuencias más bajas son efectivas para entrenar perros pequeños, mientras que las de alta frecuencia son más adecuadas para perros más grandes.

Los silbatos de perros pueden llegar a perros incluso a distancias más largas. Debes tratar de mantener a tu perro alejado de tu cara cuando sopla un silbato de perro, por lo que el sonido no le duele las orejas. Es importante asegurarse de que el silbato esté sintonizado con una frecuencia que pueda escuchar.

Los silbatos también se pueden usar para entrenar perros de caza. Los silbatos se pueden usar para alertar a un perro de un depredador que se acerca o romper su atención. Además, se pueden usar para enseñar y reforzar el comportamiento deseado. Un silbato de perro también se puede usar para enseñarle a su perro a obedecer una orden o dejar de ladrar.

Usar un silbato para perros es una forma efectiva de hacer que su perro deje de ladrar. Si bien el ladrar es una forma natural para que los perros se comuniquen entre sí, aprender cuándo usar su silbato puede mejorar su relación con su perro. Los silbatos de perros fueron inventados por primera vez en 1876 por un científico llamado Francis Galton que estaba experimentando con las capacidades de sonido de varios animales. Este descubrimiento se ha convertido en una herramienta valiosa para que los dueños de perros enseñen a sus animales el comportamiento apropiado.

Si bien los silbatos de perros pueden ser efectivos, no siempre son adecuados para el entrenamiento. Si se usa en exceso, pueden causar molestias a su perro. Un silbato de perro debe usarse solo cuando sea necesario y solo si confía en su capacidad de enseñarle a su perro el comportamiento deseado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *