December 4, 2022

Cómo curar una mordedura de perro

Síntomas de una mordedura de perro

Si usted o un ser querido ha sido mordido por un perro, debe ver a un médico de inmediato para obtener el tratamiento adecuado. El médico le brindará atención adecuada, como antibióticos y tratamiento para una infección. Él o ella también puede darle una serie de tomas, algunas de las cuales pueden necesitar repetirse después de una quincena o un mes.

Los sobrevivientes de mordedura de perros a menudo desarrollan un trastorno de estrés postraumático (TEPT). Durante el ataque, pueden haber temido por sus vidas. Pueden haber experimentado desencadenantes sensoriales que les hicieron revivir el ataque. Este tipo de revivir el ataque puede parecer mucho más real de lo que realmente era.

Las picaduras de perros pueden ocurrir sin previo aviso y pueden ser mortales si no se tratan rápidamente. No tratados, pueden conducir a hemorragias e infección internas. Puede ser devastador para una víctima, por lo que es importante buscar atención médica lo antes posible. En algunos casos, una víctima puede tener un reclamo legal de compensación por sus lesiones a través de una demanda por lesiones por mordedura de perro.

Las picaduras de perros pueden ser graves porque pueden propagar bacterias a otras partes del cuerpo. Como resultado, es importante lavar la herida a fondo después de una mordedura de perro. Esto asegurará que las bacterias se eliminen de la herida y evitarán la propagación de la infección. Las heridas infectadas pueden conducir a una amplia gama de complicaciones, incluidas la rabia y el tétanos. Afortunadamente, estas afecciones pueden tratarse con antibióticos y vacunas.

Si la mordedura del perro es severa, la víctima debe comunicarse inmediatamente con las autoridades. Esto garantizará la atención médica adecuada y el cumplimiento de los protocolos de salud pública. Dependiendo de la gravedad de la lesión, se puede requerir una estadía en el hospital, fisioterapia y vacunación de la rabia. Incluso una herida menor puede infectarse si se ensucia o tiene múltiples heridas.

Hay varias formas de minimizar la aparición de las cicatrices de mordedura de perro, incluidos los tratamientos con láser, los medicamentos tópicos y la micronea. Los acuerdos de seguro pueden pagar estos tratamientos. Es importante obtener el tratamiento adecuado y asegurarse de no tener que lidiar con una vergüenza o dificultades financieras.

Clasificación de picaduras de perros

Una mordedura de perro puede ser muy dolorosa y emocionalmente traumática. Como dueño de un perro, debe monitorear de cerca el comportamiento de sus perros y asegurarse de que no muestre ningún comportamiento agresivo. La mayoría de las picaduras de perros ocurren cuando un perro ha estado expuesto a otro animal o humano y la mayoría de las picaduras son el resultado de algún tipo de negligencia por parte del propietario.

Los primeros dos niveles de picaduras de perros son relativamente menores y se consideran mordeduras de advertencia. Este tipo de mordedura de perro no rompe la piel ni crea ningún tipo de infección, pero causa enrojecimiento y hematomas ligeros. Este tipo de mordisco es una advertencia para el dueño del perro y generalmente ocurre si el perro ha sido arrinconado o asustado. Aunque la mordedura del perro en sí no es potencialmente mortal, puede crear miedo de por vida en la víctima.

Una mordedura de perro puede clasificarse como peligrosa si la mordida resulta en uno a cuatro agujeros de punción. Una herida de punción no debe ser mayor que la mitad del diente de los perros. Los perros también pueden ser mordidos para defenderse, por lo que si un perro se defiende a sí mismo o a su dueño, no debe clasificarse como un perro peligroso.

En los Estados Unidos, aproximadamente 4 millones de personas son mordidas por perros cada año. Aunque la mayoría de estas picaduras son menores y no requieren atención médica, aún pueden causar lesiones graves o incluso rabia. Por lo tanto, el tratamiento médico adecuado es esencial para minimizar los riesgos de los problemas a largo plazo causados por las picaduras de perros.

La ubicación más común de las lesiones de mordedura del perro es la cara y el cráneo. Los niños menores de dos años son particularmente susceptibles a las picaduras de perros. Según Wilberger et al., El 68.3% de los que experimentaron una mordedura de perro tenían menos de cinco años. Además, las heridas sufridas por estas víctimas a menudo fueron múltiples y de gravedad variable. El perro pastor alemán era el perro más frecuente involucrado en estas bocados. La mayoría de las picaduras de perros se limitaban a un hogar de un solo padre, y la mayoría de los niños en este caso no tenían otro contacto con el perro.

Aunque la incidencia de las picaduras de perros es alta y puede ser fatal, la mayoría de las picaduras no se provocan. No se informan casi el cincuenta por ciento de las picaduras de perros, pero es aconsejable buscar tratamiento médico.

Opciones de tratamiento para una mordedura de perro

Hay una serie de opciones de tratamiento disponibles para las lesiones de mordedura de perro. Dependiendo del alcance del daño y el tipo de herida, un veterinario puede recetar antibióticos o tratamientos tópicos. En casos severos, el veterinario puede prescribir un antibiótico de amplio espectro para reducir el riesgo de infección y prevenir el inicio de infecciones secundarias. El tratamiento se puede iniciar tan pronto como se han producido seis horas después de que se haya producido la mordida.

Para comenzar, lave la herida bien con jabón y jabón. El área debe limpiarse a fondo para evitar infecciones y cicatrices. Un médico también puede decidir coser la herida si es lo suficientemente profundo como para exponer los nervios, los tendones o el tejido muscular. Un médico también puede eliminar el tejido muerto de la herida.

Si la herida es superficial, es posible que no necesite puntadas. Si la herida es más profunda, puede requerir puntadas y antibióticos. Si la herida tiene una infección grave, se puede usar una IV. Algunas picaduras de animales pueden requerir intervención quirúrgica. Si la herida está infectada, un veterinario también puede darle un disparo a la víctima.

Las lesiones de mordedura del perro pueden causar problemas físicos graves. La víctima puede sufrir una conmoción cerebral o una lesión cerebral traumática (TBI). Una LCT severa puede afectar la movilidad, el juicio y la memoria. Además, las picaduras de perros pueden causar un trauma psicológico. Las víctimas pueden sufrir pesadillas y ansiedad. Es importante buscar atención médica lo antes posible después del ataque para ayudar a prevenir el daño psicológico a largo plazo.

A pesar de las complejidades de las picaduras de perros, la mayoría de los casos no requieren antibióticos. Aunque solo el cinco por ciento de las picaduras de perros dan como resultado infecciones, los antibióticos deben considerarse en todas las picaduras de perros de alto riesgo. Sin embargo, si las picaduras de perros son profundas, pueden dañar los nervios y los músculos debajo de la piel.

El factor más importante en el tratamiento con mordedura de perro es el tipo de animal involucrado. Un diagnóstico preciso es importante porque determinará el tratamiento médico, quirúrgico o antimicrobiano más apropiado. Los patógenos específicos responsables de las bocados varían mucho, y el tipo de tratamiento debe adaptarse a cada uno.

Prevención de un absceso para desarrollarse a partir de una mordedura de perro

Cuidar a sus perros mordidos de mordida puede evitar un absceso. Mantenerlo limpio y esterilizado es clave. Nunca intentes exprimir o lanzar el absceso por tu cuenta. No solo no podrá drenar completamente el absceso, sino que también corre el riesgo de ser mordido por un perro con dolor. Visitar a un veterinario lo antes posible también es importante. Podrán diagnosticar y tratar a sus perros mordidos de la herida.

Se desarrolla un absceso cuando el cuerpo no puede eliminar una infección. La infección bacteriana puede volverse demasiado grande para que el sistema inmunitario de los cuerpos maneje, y se forma un bolsillo de pus. El PUS es una colección de bacterias y células inflamatorias que se acumulan debajo de la piel. El pus luego se hincha y se vuelve muy doloroso.

Los síntomas y el tratamiento de un absceso pueden variar según la ubicación de la mordida. El síntoma más común es un bulto suave o firme, que será rojo e inflamado. El área que rodea el bulto se sentirá más cálido que la piel circundante.

La prevención de un absceso se desarrolla después de que una mordedura de perro comienza tratando la herida inmediatamente después de la mordedura del perro. Lo más probable es que el médico drene el pus y recetará antibióticos para detener la infección de la propagación. Aunque el inicio de un absceso después de la picadura de un perro es rara, es vital tratarlo lo antes posible.

Además de los antibióticos, también hay tratamientos para el hogar para tratar una infección por mordedura de perro. La limpieza de la herida y la aplicación de un vendaje son efectivos para tratar las picaduras menores de perros. Sin embargo, para heridas profundas, es mejor visitar a un médico. Él o ella limpiará la herida con una jeringa y le dará un antibiótico para luchar contra las bacterias. Además, su médico examinará el área para ver si hay daños a las estructuras corporales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *