November 26, 2022

Cómo hacer que mi perro deje de ladrar

Hay varias formas de ayudar a su perro a dejar de ladrar. Estos incluyen ignorar los ladridos, enseñar el comando tranquilo y eliminar los desencadenantes. Si desea evitar que su perro ladre, también puede cambiar su rutina o entorno. Hay muchas razones diferentes para que un perro comience a ladrar.

Ignora a tus perros ladrando

Ignorar a sus perros Barking puede ayudarlo a deshacerse de un problema, pero la mejor solución es encontrar la causa y luego tratar a su perro en consecuencia. Un perro de ladrido eventualmente se detendrá cuando reciba la atención que merece. Hay formas de recompensar a su perro por un comportamiento tranquilo, como un tiempo de juego extra o un abrazo antes de acostarse. También puede ignorar a su perro cuando está ladrando y recompensarlo con atención adicional o una delicia.

Ignorar a sus perros ladrar es una de las formas más efectivas de detenerlo, especialmente si el perro está tratando de llamar su atención. Evite prestarle atención negativa a su perro como gritar o regañarlo. Al ignorar a su perro, gire la espalda y aleje de él. Una vez que deja de ladrar, alabándolo por estar tranquilo y tranquilo.

Además de ignorar a sus perros ladrando, también puede hablar con sus vecinos sobre el problema. Si se quejan del ruido, intente disculparse por las molestias. Al ser educados y explicar la situación con los vecinos, pueden ser más comprensivos. Tan pronto como su perro deje de ladrar, recompénselo con un regalo. La recompensa debe ser consistente, por lo que no se confundirá entre los dos.

Ignorar a tus perros ladrando es difícil, pero se puede hacer. En primer lugar, encuentre un lugar tranquilo para ponerlo. Cuando deja de ladrar, ofrecerle un regalo y alabarlo por el buen comportamiento. Puede aumentar gradualmente el tiempo que le da golosinas.

Otra forma de ignorar a sus perros ladrando es distraerlo con algo agradable, como un juguete de masticación o un alimentador de rompecabezas. También puede solicitar la ayuda de un amigo para distraer a su perro.

Enseñe el comando tranquilo

Para enseñarle con éxito a su perro el comando tranquilo, deberá usar métodos positivos y negativos. El primer método es recompensar a su perro siempre que esté callado. Después de un par de veces, intente alabarlo la última vez que está callado. ¡No le grites!

Luego debes practicar decir tranquilidad a tu perro varias veces al día. Cuanto más repita el comando, más se mantendrá en la memoria de sus perros. Puede tomar un tiempo entrenar a su perro para que deje de ladrar cuando use un timbre u otro ruido fuerte. Practica con otras distracciones, como juguetes o golosinas.

Si su perro continúa ladrando a pesar de ser mimado y entrenado, puede ser hora de comenzar a entrenarlo para que deje de ladrar al mando. Asegúrese de usar una voz tranquila al decir tranquilidad y asegúrese de que todos en el hogar estén involucrados. Nunca le grite a su perro, ya que sonará como ladrar a su perro. En cambio, recompensa a su perro con golosinas por callarse.

Después de entrenar a su perro para que responda al comando tranquilo, puede comenzar a recompensarlo presentando un regalo o juguete por cada 30 segundos, permanece callado. Después de los 30 segundos, elimine las recompensas. La recompensa eventualmente debe ser reemplazada por el comportamiento que desea.

Practique el comando tranquilo a su cachorro para que deje de ladrar y mantenga sus sesiones cortas y frecuentes. Elija un comando que sea simple, consistente y fácil de recordar. Incluso puede inventar su propia frase para obtener el resultado deseado. Usar una palabra de referencia también lo ayudará a entrenar a su perro para que deje de ladrar naturalmente.

Eliminar los desencadenantes

Eliminar los desencadenantes de ladridos de perros puede ayudar a reducir la frecuencia de los ladridos. Hay muchos métodos para reducir el gatillo, incluido el traslado al perro a un área más tranquila, dibujando persianas y colocar una máquina de ruido blanca en la habitación. Sin embargo, es importante tener en cuenta que ningún método eliminará por completo todos los desencadenantes de ladridos de perros.

El primer paso para eliminar los desencadenantes es identificar qué está causando los ladridos. A menudo, es un problema de miedo o incomodidad que está causando los ladridos. En otros casos, puede ser un problema territorial. Independientemente de la razón de los ladridos, es importante descubrir el problema subyacente y evitar situaciones estresantes. Del mismo modo, si el desencadenante ocurre en presencia de otras personas, es importante advertirles de antemano.

Cuando los desencadenantes de los perros que ladran tienen poca intensidad, debes intentar recompensar el comportamiento tranquilo en lugar de castigarlo. Una vez que haya recompensado el comportamiento tranquilo, puede pasar a niveles más altos. De esta manera, el perro se familiarizará más con sus desencadenantes y aprenderá a aceptarlos con calma.

Otro método efectivo es crear una señal. Por ejemplo, si escuchas a un perro gruñir en medio de la noche, puedes pedirles que se vayan a dormir. El sonido los distraerá del desencadenante y centrará su atención en una tarea diferente. Esta estrategia funciona mejor si el perro entiende la señal. Para frenar los ladridos, también puede grabar sonidos, pero asegúrese de comenzar lentamente y aumentar el volumen de los sonidos. Este método se conoce como contador acondicionado o desensibilización.

Otra estrategia para detener el ladrido de su perro es comprender la causa del comportamiento. La razón por la que su perro está ladrando puede ser un problema simple, como la frustración con una determinada actividad. Otras causas de ladridos pueden ser más complejas.

Cambia tu rutina de perros

Una forma de eliminar a sus perros los ladridos excesivos es cambiar su rutina. En lugar de ladrar para atraer la atención, trate de recompensar a su perro por estar callado. Cuando tu perro está callado, ¡puedes decir que buen chico! o dale un regalo. Esto eventualmente conducirá a períodos más largos de silencio.

Otra forma de evitar que su perro ladre es asegurarse de que haga mucho ejercicio. Los perros tienden a descansar más cuando están físicamente agotados, así que trate de darles un paseo todos los días. También puede ser beneficioso comprar una cinta de correr interior para ayudarlos a hacer ejercicio durante los meses fríos.

Los perros que están entrenados para ladrar por la noche pueden haber aprendido que sus dueños los recompensarán con atención si ladran. Este hábito puede ser muy difícil de romper y a menudo es desgarrador. Sea paciente y consistente y su perro eventualmente dejará de ladrar. Es posible que deba probar varios métodos diferentes antes de que su perro deje de ladrar.

También puede bloquear el acceso de sus perros a las puertas para que no pueda ver el aire libre. Otra forma de evitar que su perro ladre es tocar música en el fondo, o cambiar los timbres que sonan a uno que sea más relajante. Esto hará que los ladridos sean más difíciles de asociar con un tiempo específico, como el momento en que sus hijos van a la escuela.

Como técnica final, debe usar un refuerzo positivo para enseñarle a su perro que sentarse es un comportamiento aceptable. Intente pedirle a su perro que se siente antes de recompensarlo, y luego recompensarlo cuando su trasero golpee el piso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *