December 1, 2022

Qué hacer con un perro agresivo

Cuando un perro se vuelve agresivo, hay varias cosas que debes hacer. Primero, asegúrese de que su perro no esté en un ambiente que avance su miedo. Luego, manténgalos con una correa e intente evitar situaciones que puedan exacerbar su ansiedad. Otro consejo útil es reubicar a un perro agresivo, si es posible.

Evite situaciones que avivan a sus perros temen

Es posible que haya visto a su perro tener demasiado miedo de un objeto o ruido. Hay varias formas de ayudar a difundir este miedo. Una técnica efectiva es distraer a su perro con golosinas. Estas golosinas alentarán a su perro a acercarse al objeto. Sin embargo, pasará algo de tiempo antes de que su perro pueda romper la asociación entre el objeto y su miedo.

El temor de sus perros no mejorará hasta que se aborde la causa subyacente. Esto se debe a que las señales de advertencia temprana de miedo a menudo se pasan por alto y se rozan como comportamiento normal del perro. Pero finalmente, los signos de miedo se vuelven más obvios, incluidos los pupilos jadeados y dilatados. A medida que el perro crece más asustado, puede comenzar a ser agresivo y destructivo.

También es posible que desee evitar alcanzar su cabeza de perros, lo que solo lo asustará más. En cambio, alcance su lado o pecho y acéguelo suavemente. Alternativamente, usar difusores de feromonas calmantes o iluminación tenue ayudará a calmar a su perro y aliviar su miedo.

Mantenga a su perro en un liderato

Muchas personas se quejan de que su perro se vuelve agresivo cuando está a la cabeza. Dicen que generalmente está bien fuera de la correa, pero con una correa, el perro puede pelear repentinamente. Si bien esto puede parecer una buena idea, por un lado, también puede empeorar la situación.

Cuando un perro comienza a ser agresivo en una ventaja, generalmente se debe a un miedo o excitación subyacente. Este miedo se refuerza cuando el propietario se aleja del perro. Es importante entender por qué este comportamiento está sucediendo y qué se puede hacer para detenerlo.

Primero, evite activar la situación. Muchas peleas de perros terminan pacíficamente, pero es mejor evitar tales situaciones. Es importante recordar que los perros aprenden por asociación. A menudo, los perros no pueden tener miedo y felices al mismo tiempo. Esto significa que no debe estar en medio de una pelea de perros, ya que el incidente puede aumentar la ansiedad de sus perros. Si lo hace, asegúrese de salir del camino o usar herramientas para romper la pelea.

Otro truco para enseñarle a un perro a comportarse con calma es usar una correa. Es mucho más fácil controlar a un perro cuando está relajado que controlarlo. La correa debe estar floja y no demasiado apretada. De esta manera, puede reposicionar fácilmente al perro si se está volviendo demasiado agresivo.

Reubicando a un perro agresivo

El primer paso para reubicar a un perro agresivo es la creación de redes. Pregunte por su vecindario para ver si conoce a alguien que busca un perro. Asegúrese de que el perro sea adecuado para un hogar sin otros animales. También debe intentar contactar a las personas que viven solas. Con suerte, conocen a alguien que busca un perro como el tuyo.

Al reubicar a un perro agresivo, considere las causas de su comportamiento. Muchas veces, las condiciones médicas o infecciones subyacentes hacen que el perro sea agresivo. Si estos problemas son la causa, el perro puede necesitar medicamentos. Otras causas incluyen infecciones graves del oído, dolor crónico y tumores cerebrales. El nuevo propietario debe estar dispuesto a dedicar el tiempo necesario para entrenar al perro.

Reubiciar a un perro agresivo es un proceso complicado. El primer paso es determinar si el perro agresivo es una amenaza para los otros animales en el hogar. Si el perro es tan agresivo que amenaza con morder a las personas en el hogar, el propietario puede no tener más remedio que sacrificar al perro. Si esto no es posible, el nuevo propietario puede elegir otra opción para el futuro de los perros.

Modificación de comportamiento

La modificación del comportamiento para un perro agresivo se puede lograr a través de una combinación de estrategias. Estos métodos incluyen desensibilización y contracondicionamiento. El primer enfoque implica enseñarle a su perro que un estímulo que teme realmente producirá algo positivo. Luego, puede comenzar a trabajar para hacer que el desencadenante sea menos amenazante.

Los perros muestran agresión en muchas formas, como gruñir, lunes y mordeduras. Morder es la forma de agresión más severa y dañina. También es parte de una escalera de agresión canina que muestra que el comportamiento progresará con el tiempo. Antes de que un perro comience a morder, probablemente exhibirá varios otros signos. En otras palabras, puede estar estresado por un tiempo antes de que realmente muerda.

Si su perro se está volviendo cada vez más agresivo, debe considerar contratar a un consultor de comportamiento canino certificado para ayudarlo. Este profesional puede ayudarlo a identificar las razones detrás de la agresión. A veces, cambiar el entorno de su hogar hará que su perro sea menos agresivo. Sin embargo, aún puede ser peligroso vivir con un perro que muestra comportamientos agresivos.

La modificación del comportamiento para un perro agresivo lleva tiempo. Debe considerar contratar a un profesional si no tiene experiencia o no desea arriesgar su seguridad. Es importante revelar el comportamiento de su perro y registrar cualquier mejoras. Tomarse el tiempo para entrenar a su perro lo ayudará a prevenir el comportamiento agresivo en el futuro.

Eutanasia

Independientemente del tipo de perro, la eutanasia es una decisión difícil. Si bien la decisión de sacrificar a un perro agresivo nunca debe tomarse a la ligera, hay muchas opciones disponibles para aquellos que eligen dormir a su mascota. Por ejemplo, muchos perros agresivos responden bien al entrenamiento y la modificación del comportamiento. Algunos incluso pueden ser rehabilitados y entrenados para que ya no causen problemas. Otros solo pueden ser agresivos para los niños, y colocarlos en un hogar solo para adultos podría ayudar a manejar la situación.

Además de la seguridad de los miembros de una familia, la salud de los animales a menudo está en riesgo de la agresión del perro. Un perro que es agresivo puede dañar a las personas y otros animales, lo que lo hace inadecuado para la sociedad. En algunos casos, la eutanasia es la única opción ética. Este método generalmente se usa cuando el comportamiento no es una amenaza potencialmente mortal.

La decisión de los veterinarios de sacrificar a un perro agresivo debe basarse en el tamaño de los pacientes y la capacidad de los propietarios de controlarlo. El tamaño también tiene un impacto en la gravedad de cualquier lesión. Un perro grande tiene un mayor riesgo de eutanasia porque tiene una mayor capacidad para causar más daño cuando muerde.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *