November 26, 2022

Qué hacer si mi perro no quiere comer

Si su perro no está interesado en comer y solo quiere comer golosinas, puede estar preocupado. Puede ayudar a su perro a obtener los nutrientes adecuados que necesitan al alimentarles alimentos regulares. Este artículo cubrirá algunos signos de anorexia y los tratamientos adecuados.

Pérdida de apetito

Si nota que su perro no come correctamente, debe visitar a su veterinario de inmediato. Los perros pueden tener varias causas de pérdida de apetito, incluidos problemas dentales. Sin embargo, si su perro no come regularmente durante al menos 48 horas, es mejor buscar atención médica. Si nota que su perro no come regularmente, también puede intentar usar ciertos aditivos alimentarios para atraerlos a comer. Uno de estos aditivos alimentarios es el ajo fresco finamente picado.

Además de los problemas digestivos, la pérdida de apetito en los perros también puede ser un signo de enfermedad renal. Este tipo de enfermedad causa uremia, que es una acumulación de productos de desecho en la sangre. Este síntoma generalmente se acompaña de un aumento del consumo de agua, que es un intento de reemplazar los fluidos perdidos a través de la orina. Otros síntomas de la enfermedad renal incluyen vómitos e apatía. Afortunadamente, el apetito de sus perros probablemente regresará tan pronto como se trate la afección.

En algunos casos, la pérdida de apetito en los perros es causada por un problema médico subyacente, como un virus o una infección bacteriana. En tales casos, su veterinario puede prescribir un estimulante del apetito o medicamentos contra la enfermedad. Si la pérdida de apetito persiste incluso después de que un veterinario prescribe medicamentos, considere llevar a su perro al veterinario para un examen exhaustivo.

Otra razón para una pérdida de apetito de perros es que no obtiene los nutrientes que necesita. Algunos perros pueden obtener suficientes calorías de los restos de mesa, pero es posible que no obtengan la cantidad correcta de nutrientes. Para evitar esto, mantenga las comidas separadas y recompensa a su perro cuando coma.

Además de las razones emocionales, también puede diagnosticar la condición de sus perros examinando sus patrones dietéticos y de comportamiento. Un cambio repentino en el medio ambiente, como un nuevo hogar o una ausencia de miembros de la familia, puede resultar en una pérdida de apetito de perros. En casos raros, las vacunas pueden causar reacciones adversas, pero los efectos secundarios rara vez son graves y no duran mucho.

La pérdida de apetito en los perros es una condición incómoda para su perro, y es esencial contactar a su veterinario lo antes posible para determinar la causa. Si su perro está experimentando una vacuna, algunas dosis de medicamentos estimulantes del apetito pueden ser suficientes para inducirlo a comer. Si nota que su perro todavía no está comiendo después de unos días, puede probar la alimentación a mano o cambiar a una comida de perro diferente. La pérdida de apetito en los perros también puede ser causada por problemas dentales. En tales casos, su veterinario realizará un examen dental para determinar si su perro tiene gingivitis o dientes dañados.

Tratos

Si su perro ha dejado de comer repentinamente, debe visitar a un veterinario de inmediato. Una pérdida de apetito es un signo de enfermedad grave. Puede provocar deshidratación o desnutrición. Un veterinario puede ayudar a determinar la causa subyacente de la anorexia.

Es posible que los perros no quieran comer porque se sienten incómodos. Esto podría ser causado por una serie de enfermedades, incluidas enfermedades que afectan los órganos. Su veterinario puede diagnosticar y recomendar el tratamiento adecuado para su perro. Mientras tanto, puede tratar de atraer a su perro a comer al servirle su comida favorita. También puede intentar calentar alimentos enlatados o secos para liberar su aroma.

Otra posible causa de una falta de apetito de perros es la sobrealimentación. Debe limitar la cantidad de golosinas que se le da a su perro, o tratar de darle una porción más pequeña. Si su perro aún no está comiendo, visite el veterinario lo antes posible para obtener un diagnóstico.

La anemia también puede ser causa de falta de apetito. La sangre del cuerpo cumple varias funciones importantes, y la falta de sangre puede hacer que su perro sea letárgico o débil. Un perro puede sufrir anemia debido a trauma, ulceraciones, problemas inmunomediados o incluso cáncer. Algunos perros también pierden el apetito cuando se están acostumbrando a un nuevo entorno. Como resultado, debe ser paciente con su perro si no está comiendo.

Si su perro no ha comido durante más de 12 horas, es mejor visitar al veterinario. Pueden recetar medicamentos que abordarán la causa subyacente y alentarán el apetito. Puede intentar darle agua tibia a su perro para que la comida seca sea más suave y atractiva.

Agregar pollo rallado a la comida de sus perros es una manera fácil de hacer que coma. El pollo es un ingrediente favorito en muchos alimentos para perros, y el pollo no sazonado es especialmente atractivo para los perros. Incluso puede comprar comida para perros que contiene pollo y arroz, que son lo suficientemente suaves como para que su perro coma. Sin embargo, debe asegurarse de que el pollo de sus perros esté completamente cocinado y cortado en trozos pequeños.

Cambiar la dieta de su perros es otra causa común de un apetito insatisfactorio. Cambiar una dieta drásticamente puede provocar una barriga molesta. Sin embargo, su perro normalmente comerá una vez que esté acostumbrado a la nueva comida.

Obtener una opinión de veterinarios

Cuando su perro se niega a comer, es importante ver a un veterinario. Este profesional puede descartar otros problemas y determinar el mejor curso de tratamiento para su perro. Siempre debe hacer preguntas al veterinario sobre el comportamiento de su perros para que puedan hacer un diagnóstico correcto.

Si bien la falta de apetito puede ser un signo de una enfermedad más grave, siempre es mejor descartar otras posibilidades. Por ejemplo, su perro puede estar teniendo dificultades para masticar o puede estar experimentando dolor dental. Un veterinario ejecutará pruebas de diagnóstico para descartar cualquiera de estos problemas.

Si su perro no ha comido en más de 12 horas, debe buscar una cita con veterinario de emergencia. En algunos casos, su perro puede tener un problema oral o tumor. Un veterinario puede revisar la boca de sus perros y ver si está inflamado.

Si su perro muestra signos de mala salud, un veterinario puede recetar una dieta recetada. Sin embargo, estas dietas pueden no ser muy apetitosas con su perro, por lo que no debe obligar a su mascota a comerla si no está lista. Su veterinario también puede recetar medicamentos estimulantes del apetito para ayudar a su perro a comer, o insertar un tubo de alimentación para ayudarlos a comer.

Si su perro no parece estar comiendo durante más de 2 días, es hora de obtener una opinión de los veterinarios. La salud de sus mascotas es demasiado importante para esperar para obtener un diagnóstico adecuado. Si no desea gastar el tiempo y el dinero para visitar un veterinario, también puede obtener una consulta en línea para obtener claridad sobre lo que está sucediendo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *