December 9, 2022

Alternativas de medicamentos para el dolor para perros

Si bien muchas personas están familiarizadas con los medicamentos humanos comunes para el dolor, hay una serie de alternativas que pueden usarse para aliviar el dolor de sus perros. Estos incluyen aceite de CBD y glucosamina. Sin embargo, debe consultar a un veterinario antes de darle a su perro estos medicamentos, ya que pueden ser peligrosos para los perros.

AINE

Aunque los AINE a menudo se asocian con efectos secundarios desagradables, pueden ser una alternativa segura para un perro con dolor. El AINE más común utilizado para tratar a los perros es la aspirina, pero hay varias otras opciones disponibles. Estos medicamentos tienen propiedades antiinflamatorias y pueden ayudar a que un perro se sienta mejor rápidamente.

Los AINE para perros son altamente efectivos para controlar el dolor y la inflamación, pero solo deben administrarse después de consultar a un veterinario. En general, contienen carprofeno, acetaminofeno, deracoxib, glucotrol o grapiprante, que bloquean la ciclooxigenasa, un químico producido cuando las células están dañadas.

Si bien los AINE son generalmente seguros para los perros, no se recomiendan para uso a largo plazo en perros con osteoartritis. En cambio, deben usarse en los primeros tres días después de una cirugía de tejido blando para ayudar a controlar el dolor. Solo dos AINE están aprobados para gatos: meloxicam (bajo varios nombres de marca) y robenacoxib (onsior). Ambos medicamentos se prescriben como una inyección única y solo deben administrarse después de la cirugía.

Los AINE se usan comúnmente para que los humanos traten el dolor. En general, son seguros de usar, pero pueden causar otros efectos secundarios en los perros, como alergias de la piel, pérdida de apetito y mal humor. Algunos también pueden causar diarrea. Además, algunos AINE pueden irritar el revestimiento del estómago y pueden provocar vómitos. Si nota que su perro experimenta irritación del revestimiento del estómago, debe comunicarse con un veterinario de inmediato.

Gabapentina

La gabapentina se puede usar para tratar las convulsiones y el dolor en los perros. Originalmente se usó para tratar las convulsiones en humanos, pero desde entonces se ha encontrado que es efectivo para tratar el dolor causado por los nervios y las afecciones crónicas. Aunque aún no está aprobado por la FDA para el uso de animales, los veterinarios aún pueden dar gabapentina a sus pacientes en función de su propia experiencia. Este medicamento a menudo se entrega a los perros para reducir el dolor causado por la cirugía.

La gabapentina se administra por vía oral, típicamente como una tableta, cápsula o solución líquida. Se puede dar con o sin comida, pero es importante monitorear de cerca la ingesta de su mascotas. Típicamente, la gabapentina se administra cada ocho horas.

La gabapentina puede causar somnolencia en los perros. Si su perro se vuelve somnoliento después de tomar el medicamento, comience con una dosis baja hasta que el animal se acostumbra al medicamento. Si la somnolencia persiste, puede aumentar gradualmente la dosis.

La gabapentina es bien tolerada por los perros, y sus efectos secundarios son generalmente mínimos. Sin embargo, algunos perros pueden experimentar somnolencia o ataxia mientras toman la droga. La gravedad de los efectos secundarios depende de la dosis y el tipo de perro. Algunos perros también pueden experimentar incoordinación e incluso pueden toparse con muebles. Sin embargo, estos efectos secundarios generalmente desaparecen después de un tiempo.

Glucosamina

La glucosamina es un suplemento natural que puede ayudar a los perros con artritis y dolor en las articulaciones. También puede ayudar a los perros que se han sometido a una cirugía. Este tipo de tratamiento es seguro y puede usarse junto con medicamentos para el dolor recetados. Aunque no curará la condición subyacente, puede ayudar a proteger las articulaciones no afectadas y ralentizar la progresión de la enfermedad. Es mejor discutir estas opciones con su veterinario para determinar la dosis adecuada para su perro.

La glucosamina es una sustancia natural en el cartílago animal y la médula ósea. Regula la síntesis de colágeno en el cartílago e inhibe la actividad de las enzimas destructivas encontradas en el líquido articular. La glucosamina se ha utilizado en medicina veterinaria durante más de 20 años.

La glucosamina se puede encontrar en los alimentos para perros y comúnmente se administra a los perros en forma de suplemento. Sin embargo, el suplemento debe administrarse en pequeñas dosis para evitar una sobredosis. Un perro con alergia a los mariscos no debe tomar glucosamina porque puede causar una reacción alérgica.

Aceite de CBD

El cannabidiol (CBD) es un analgésico efectivo para los perros. Funciona reduciendo la inflamación, que es una causa principal de dolor para los perros con afecciones crónicas. Pero puede tener efectos secundarios graves. Además, los AINE pueden causar dependencia química, daño hepático y sobredosis letal.

Además de reducir el dolor, el CBD también puede reducir la ansiedad. Se ha demostrado que regula la serotonina, que es la hormona que controla el estado de ánimo. Como resultado, el CBD ayuda a los perros a sentirse menos ansiosos y tranquilos. Además, tiene un efecto sedante, que puede ayudarlos a hacer frente a situaciones intensas. Los perros pueden recibir aceite de CBD en pequeñas dosis cada vez que muestran signos de ansiedad. El aceite comienza a trabajar en 15 minutos.

Sin embargo, los veterinarios se dividen sobre si el CBD es seguro para los perros. Hay informes de que la sustancia puede causar daño hepático en los perros. Esta es una de las razones por las cuales los veterinarios advierten contra dar CBD a los perros con problemas hepáticos. No obstante, si va a dar CBD a su perro, es importante seguir las instrucciones adecuadas sobre la cantidad que debe darles. Es mejor comenzar a poco y aumentar la dosis más tarde si es necesario.

Acupuntura veterinaria

Hay varias razones por las que un veterinario podría recomendar la acupuntura veterinaria para su perro, que incluye alivio del dolor, rehabilitación y beneficios para la salud. El proceso implica la inserción suave de pequeñas agujas que son sobre el ancho de un cabello humano. Al igual que en los humanos, los perros tienen puntos de presión, o puntos meridianos, en lugares específicos del cuerpo. Estos puntos guían la energía vital, o Chi, al área objetivo. Algunos de estos puntos incluyen el GV-20 en la línea media de la parte superior de la cabeza, que se utiliza para tratar problemas de sueño, depresión, shock e convulsiones.

Aunque la acupuntura veterinaria no se usa tan ampliamente como en la medicina humana, se ha demostrado que tiene beneficios significativos en una variedad de condiciones. El aumento del número de ensayos clínicos y estudios de laboratorio está mejorando nuestro conocimiento del mecanismo de acción y los efectos terapéuticos de la acupuntura en animales. Sin embargo, aún se necesitan ensayos controlados más grandes, aleatorios para confirmar su efectividad.

Consulta

COMFREY es una planta que se usa para reducir el dolor y la curación de la herida. Las sustancias de las plantas estimulan el crecimiento celular y promueven la piel nueva, y se puede aplicar tópicamente como una cataplasma o aceite de masaje. Es posible usar extracto de consulta, pero debe administrarse a los perros solo en cantidades muy pequeñas para el máximo beneficio. Contiene alcaloides pirrolizidina, que se sabe que son hepatotóxicos.

COMFREY es una planta medicinal tradicional que se ha utilizado durante siglos. Crece en toda Europa y Asia y se ha naturalizado en América del Norte. Originalmente fue utilizado por los nativos americanos, que reconocieron sus beneficios curativos. Desde entonces, se ha ganado una reputación en la medicina veterinaria, y la Comisión Alemana E ha evaluado los preparativos de Comfrey officinale L. en Alemania para el tratamiento del dolor después del trauma contundente. Además, la cooperativa científica europea sobre fitoterapia ha publicado monografías sobre la raíz consulta.

COMFREY es una planta perenne, pero puede morir en climas fríos. Crece bien en el sol y la sombra parcial, y prefiere un suelo rico en humus y mucha agua.

Aceite de pescado

Si está buscando un suplemento efectivo para el dolor y la inflamación de sus perros, el aceite de pescado podría ser una buena opción. No solo ayuda al cuerpo a luchar contra la inflamación, sino que también puede ayudar con otras afecciones médicas. Sin embargo, antes de comenzar a dar su suplementos para el aceite de pescado para perros, es importante consultar a un veterinario.

También debe saber que los suplementos de aceite de pescado contienen algunos posibles efectos secundarios, incluidas la diarrea y las reacciones alérgicas. Algunos perros son alérgicos a un tipo específico de pescado de agua fría, por lo que es importante cambiar los tipos de peces tan pronto como nota los síntomas de una alergia. Del mismo modo, el aceite de pescado puede reducir la presión arterial, que es otra razón para hablar con su veterinario sobre su uso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *