December 1, 2022

Remedios naturales para la tos para perros

La miel es un remedio fácil de usar para toser perros. Su sabor dulce atrae a la mayoría de los perros, y se puede enrollar fácilmente en pequeñas golosinas. También puede mezclarlo con hierbas en polvo y hacer jarabes para la tos para su perro. Si bien no hay dosis establecida para la miel, 1/2 a 1 cucharadita por día funciona bien para la mayoría de los perros.

Cariño

La miel es un remedio natural efectivo para la tos de los perros. Contiene enzimas que reducen la inflamación y alivian el dolor de garganta. También ayuda a sanar heridas, eccema y picaduras de insectos. También tiene propiedades antimicrobianas y antimicóticas. Las enzimas en la miel ayudan al cuerpo a librarse de bacterias dañinas. También puede aliviar el dolor en las articulaciones en los perros. También contiene pequeñas cantidades de polen de flores, lo que estimula el sistema inmune. Esto ayuda a su perro a desarrollar anticuerpos para ayudar a combatir la enfermedad.

Al considerar los beneficios de la miel para perros, asegúrese de comprar miel orgánica y cruda. Aunque hay muchos productos vendidos en supermercados que se comercializan como miel, la mayoría de estos no son miel pura. La miel comercial puede contener azúcares agregados y pocos beneficios para la salud. La miel cruda de los apicultores locales puede ser la mejor opción.

La miel también contiene enzimas y antioxidantes. Además, también tiene efectos beneficiosos en el tracto digestivo y el sistema respiratorio. Contiene prebióticos y probióticos que promueven una digestión saludable. La miel también se digiere de manera diferente al azúcar de mesa. Como resultado, requiere menos insulina para digerir y se absorbe lentamente en el torrente sanguíneo.

La miel también es excelente para los perros que sufren de heno. Debido a que contiene una gran cantidad de antioxidantes, puede ayudar a aliviar la picazón en los ojos, la nariz acuosa y la tos. Una pequeña cantidad de miel diariamente puede ayudar a su perro con fiebre del heno. Para garantizar los mejores resultados, comience a alimentar a su perro a su perro unas semanas antes del inicio de la temporada de heno. La miel ayuda a los perros con fiebre del heno creando anticuerpos que los ayudan a resistir los alérgenos en el aire.

Acónito

La aconita es una planta venenosa que se ha utilizado durante siglos en la medicina occidental. Esta planta venenosa también se utilizó como parte de la medicina oficial y la medicina popular en Eslovenia en el siglo XIX. Sin embargo, la mayoría de los estudios etnobotánicos informan que no se usa ampliamente como planta medicinal.

La aconita se ha utilizado tradicionalmente para tratar las primeras etapas de la inflamación, incluidas la tos corta y seca. También es útil para tratar los resfriados, la influenza, el dolor de oído y los vómitos. En algunas culturas, la aconita se usó como medicina para el ganado. Se ha utilizado para tratar la gota y la inflamación reumática. También se ha utilizado para tratar enfermedades de la piel y cáncer de estómago. Es fácil de usar y no daña a los animales.

Los medicamentos homeopáticos son otra opción para curar la tos para perros. Se han utilizado durante siglos para tratar varias enfermedades en humanos, incluida la fiebre tifoidea y amarilla. Sin embargo, hay algunos efectos secundarios asociados con los medicamentos homeopáticos. A menudo, los perros tos se resuelven rápidamente cuando se toman con el medicamento apropiado.

Varias hierbas también son útiles para tratar la tos de la perrera en perros. Estas hierbas pueden ser recetadas por un veterinario, pero es esencial buscar una consulta veterinaria primero.

Ajo

El ajo tiene muchos efectos beneficiosos para su perro, incluidas las propiedades antibacterianas, antifúngicas y antimicrobianas. También es un agente de desparasión y actúa como un potente expectorante. Su contenido de azufre también ayuda a mantener a raya las pulgas. Aunque el ajo es un gran tratamiento para la tos, no debería ser la única forma de tratar la tos de sus perros. No se debe dar ajo a cachorros o perros embarazadas. Tampoco se debe dar a los perros que están tomando ciertos medicamentos.

Si le preocupa los efectos del ajo en su perro, no lo use a diario. Una dosis pequeña es efectiva e incluso puede ser beneficiosa para el bienestar general. Sin embargo, los herbolarios desalientan las dosis diarias, así que úselo con moderación. La mayoría de los expertos recomiendan alimentar el ajo de tres a cinco veces por semana durante un mes y luego reducir gradualmente o eliminarlo según sea necesario. Si nota algún cambio en la tos de sus perros, consulte a un veterinario. Es mejor dejar el tratamiento a un profesional, ya que puede causar toxicidad en su perro.

El ajo es un excelente antibiótico natural y tiene beneficios medicinales para los humanos, incluida la reducción del colesterol y la presión arterial. También ralentiza el crecimiento de tumores. Pero debe asegurarse de hablar primero con su veterinario antes de darle ajo a su perro. Se ha relacionado con varios efectos secundarios peligrosos, incluida la anemia hemolítica.

Humidificador

Un humidificador ayuda a aliviar muchos de los síntomas de la tos para perros. Su aire húmedo evita que la nariz y los ojos se sequen. También funciona para aflojar la crud en los pulmones, lo que significa que más oxígeno puede fluir a través del cuerpo de los perros. Los humidificadores deben mantenerse en un estante alto en el hogar.

Un buen humidificador debe tener niveles de niebla ajustables. Esto permite al propietario ajustar el nivel de humedad y proporcionar comodidad adicional para su perro. Una niebla cálida es ideal para un perro con tos de perrera. La unidad también debería poder funcionar durante mucho tiempo sin rellenar.

Un humidificador es una inversión maravillosa en un área seca. No solo proporciona humedad adicional al aire, sino que también reduce el riesgo de enfermedades infecciosas. También proporciona comodidad al evitar que su perro sibiera. Los humidificadores también hacen una gran diferencia en el medio ambiente si su perro vive en un área que es extremadamente seca.

Un humidificador también puede ayudar a aliviar los síntomas de la tos de la perrera. La tos de perrera es una enfermedad infecciosa causada por diferentes bacterias y virus. Afortunadamente, es raro y se puede tratar en casa con algunos pasos simples. Puede que no sea suficiente deshacerse de la tos de la perrera, pero definitivamente puede ayudar a que su mascota respire más fácilmente.

Vapor

Si tiene un perro que sufre tos, es posible que le interese saber que Steam puede ayudar a calmarlo. Si su perro tiene tos persistente, puede intentar limpiar el área con un humidificador o usar una ducha. El agua caliente ayudará a calmar la tos y abrir las vías respiratorias. Si esto no funciona, puede llevar a su perro a un veterinario que recetará medicamentos. Si la tos de sus perros es demasiado severa para tratar en casa, puede requerir hospitalización, cirugía, líquidos intravenosos y oxigenerapia.

Si su perro tiene la cara plana, no use el método de vapor, ya que solo empeorará la tos. Si usa un humidificador, puede colocarlo cerca del lugar de repetición favorito de sus perros para proporcionar vapor y mantenerlo bien hidratado. Incluso puede agregar aceites esenciales seguros para perros al humidificador si lo prefiere. De esta manera, puede ahorrar dinero en la electricidad y los costos de calefacción de agua caliente mientras le da a su perro el alivio que necesita.

El aceite de coco es otro remedio casero popular. Este aceite es antiviral, antibacteriano y antimicrobiano, y puede combatir una amplia variedad de infecciones bacterianas. También puede actuar como laxante, por lo que si su perro tiene tos, es posible que desee aplicar una pequeña cantidad al área afectada. Alternativamente, puede cocinar el área con una ducha para ayudar a abrir los pasajes nasales y aflojar el flema.

Medicina para la tos canina

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *